Los factores más importantes en la educación son la calma y la paciencia. Completan la pasión de un instructor por su oficio.